Servicio doméstico: contratar un empleado sin papeles
Servicio doméstico

Servicio doméstico: contratar un empleado sin papeles

03-09-2018Itsaso

¿Cuáles son las consecuencias de contratar un empleado sin papeles para el servicio doméstico? ¿Cuáles son las situaciones más comunes cuando se contrata desde el desconocimiento?

Cuando nos vemos en la necesidad de contratar un empleado de hogar, bien para la limpieza doméstica, bien para el cuidado de personas mayores, se nos pueden escapar algunos detalles que, a la larga, pueden causarnos muchos problemas. Muchas personas, por dejadez, desconocimiento o egoísmo, contratan empleados sin papeles para el servicio doméstico. En otras ocasiones, por afinidad o empatía, los contratan para que, en un futuro próximo, puedan conseguir los papeles. “Es muy difícil que me pillen”, “confío plenamente en el empleado, sé que no pasará nada”, “es que las personas sin papeles piden menos”… son frases que escuchamos día a día entre los ignorantes o injustos empleadores. Sea por buena o por mala fe, las consecuencias son las mismas; y es que contratar a una persona sin papeles es ilegal y podemos acabar pagando sanciones muy elevadas.

Típica confusión: pensar que con el permiso de residencia es suficiente

Entre los que contratan por desconocimiento, aunque sepan que es ilegal contratar a una persona sin papeles, piensan que entran dentro de la legalidad cumpliendo con algunos requisitos. Por ejemplo, muchas personas piensan que con el permiso de residencia temporal pueden contratar a una persona extranjera. Lo cierto es que esto no es suficiente, sino que hace falta un permiso de trabajo vigente original. Una vez solicitado, debemos buscar en el dorso los aspectos laborales o el motivo de la concesión, donde se explica si la persona puede trabajar por cuenta ajena o si lo único que tiene es un permiso de residencia. Es necesario que sea la primera indicación la que aparezca en el permiso para poder contratarlo. Por último, fijémonos en la fecha de caducidad: un permiso de trabajo caducado no posibilita la contratación legal.

Consultar su Tarjeta de Identificación de Extranjero

Otro de los documentos que debemos solicitar al posible empleado es la Tarjeta de Identificación de Extranjero. Es necesario que la posea para ser contratado y, una vez más, que está se encuentre en vigor. Esta tarjeta debe ser solicitada por todos los extranjeros que hayan obtenido un visado o una autorización para permanecer en el país más de seis meses. Por lo tanto, si nuestro candidato para el servicio doméstico tiene la Tarjeta de Identificación de Extranjero en vigor, significa que permanece en el país en situación de legalidad, por lo que ya podremos seguir adelante con la contratación para el cuidado de personas mayores o para la limpieza domiciliaria. Por último, si éste nos dice que no tiene la Tarjeta de Identificación de Extranjero pero sí tiene permiso para trabajar, tengamos en cuenta que puede deberse a un permiso de trabajo de temporada, cuyas características no serían afines con nuestras necesidades.

Aprovecharse de las necesidades ajenas para ofrecer sueldos ínfimos

Pero si contratar a una persona sin papeles es ilegal, ¿por qué sigue ocurriendo? En primer lugar, decimos “contratar” de forma inadecuada, ya que dicho contrato no tendría validez legal, ni podría darse de alta al empleado en la Seguridad Social. Por lo tanto, esa persona estaría trabajando de forma irregular, sin protección de ningún tipo. En segundo lugar, una de las razones por las que esto sigue ocurriendo es porque, al verse en una situación desfavorecida y de auténtica necesidad, la persona extranjera acepta cualquier tipo de condiciones laborales y cualquier salario, por ínfimo que sea, tan solo por ganar algo de dinero y poder vivir en el país los años que sean necesarios para conseguir los papeles. Así, son muchos los falsos empleadores que se aprovechan de esto para pagar sueldos ridículos a empleados explotados.

Desde 10.000 euros de sanción por contratar un empleado sin papeles

Dejando la inmoralidad a un lado, solo por la sanción que podría recaer sobre un falso empleador si se le cogiera con las manos en la masa, contratar a una persona sin papeles no merecerá la pena. Por ahorrarse unos euros pagando ínfimas cantidades a empleados necesitados, los empleadores son sancionados con un mínimo de 10.000 euros de multa solo por contratar a una persona sin papeles. Si le sumamos los sueldos por debajo del mínimo y la cantidad de horas trabajadas, normalmente muy superiores a lo establecido por el Régimen Especial de Empleados del Hogar, la cifra asciende enormemente. Así las cosas, todavía son muchas las personas que siguen jugándosela contratando personas sin papeles, ya sea por ambición y falta de humanidad, ya sea por desconocimiento o por buena fe. ¿No parece algo de locos?

¿En qué casos merece la pena realizar un precontrato?

La única forma de “contratar” a una persona sin papeles de forma legal es realizando un precontrato. Esto ocurre, muchas veces, cuando se quiere contratar a una persona por afinidad o empatía, o porque conocemos a esa persona y nos genera confianza. Puede que, además de necesitar sus servicios, el empleador quiera echarle una mano para regularizar su situación en el país. Tengamos en cuenta que realizar un precontrato y cumplir con los requisitos no es pan comido. Solo será conveniente si disponemos del nivel adquisitivo necesario para pagar un sueldo a un empleado durante tres años (lo que se suele tardar en conseguir los papeles una vez encontrado un puesto de trabajo), más los sueldos que deberán pagarse durante el tiempo de duración del futuro contrato real. Por todo ello, es necesario que el empleador conozca los procesos legalmente necesarios para no hacer las cosas mal y acabar, al fin y al cabo, cometiendo algún tipo de irregularidad que pueda ser sancionada.

Hay que estar dispuesto a demostrar la legalidad del precontrato

Otro de los temas a tener en cuanta si vamos a realizar un precontrato es que deberemos mostrar disposición ante la demanda de documentos por parte de Extranjería. Ésta querrá comprobar, en todo momento, la legalidad del precontrato, para así asegurarse de que cumple con todos los requisitos y que la persona precontratada podrá disponer de un trabajo y de un sueldo mientras dure el precontrato y el futuro contrato laboral. Para ello, y aquí es donde muchas personas se echan para atrás (pero ya es demasiado tarde), Extranjería suele solicitar el DNI del empleador o la escritura de la sociedad en caso de que sea una empresa, la última declaración de IVA y de IRPF o del impuesto de sociedades, la vida laboral de la empresa y una memoria justificativa de la necesidad de contratación. Lo que ocurre en estos casos, como decimos, es que las personas, cuando la autoridad llama a su puerta, no quieren dar sus datos personales. Sin embargo, tengamos en cuenta que para realizar un precontrato debemos estar dispuestos a ofrecer información personal.

Ventajas de contratar una empleada de hogar con agencia

¿Y todo lo que nos ahorramos contratando a una persona con papeles, en situación regular en España? Es más, ¿y todo los problemas y quebraderos de cabeza que nos ahorramos si contratamos a un empleado de hogar a través de una agencia de contratación y gestión de personal doméstico? Así, si necesitamos una persona interna para el cuidado de nuestros padres, podremos fiarnos de la legalidad y de la profesionalidad de la empresa, con años de experiencia en la contratación de empleadas del hogar. Nos quitaremos de problemas causados por el desconocimiento, además de ahorrarnos el esfuerzo de seleccionar a una persona que nos aporte la suficiente confianza. Si no nos hace falta una persona interna, sino solo un profesional que trabaje por horas cuidando de nuestros mayores, hijos, o en el mantenimiento del hogar, podremos contratar el servicio doméstico de la mano de una empresa de limpieza con personal propio en plantilla. Entonces, nos olvidaremos de todo lo que aquí se ha hablado y disfrutaremos de un servicio doméstico sin preocupaciones en torno a la relación laboral y a cualquier otro imprevisto del día a día.

Servicio doméstico en Vizcaya: en Bilbao y Getxo

En Domukea, empresa de servicio doméstico en Bilbao y Getxo (Vizcaya), te ofrecemos todos estos servicios. Si necesitas un cuidador interno para el cuidado de algún familiar, nuestro servicio de selección y gestión de empleadas de hogar solucionará tus problemas. Si lo que quieres es una persona de confianza que se encargue de la limpieza del hogar, nuestro personal en plantilla, profesional y con años de experiencia en el sector de la limpieza, hará que tu casa se mantenga limpia y saludable siempre que lo necesites.

Con una llamada te hacemos la vida más fácil. Domukea